Raúl Mansilla es un poeta nacido en Comodoro Rivadavia en 1959. Actualmente reside en la ciudad de Neuquén.
Ha publicado las siguientes obras:
1984 – “Mariaísmo” . Editado por Universidad Nacional del Comahue.
1988 – “De la Construcción de Mitos y Otros Sucesos”. Publicado por el Fondo Nacional De las Artes y Municipalidad de Pto. Madryn.
1992- “Las Estaciones de la Sed”. Editado por Edit. ULTIMO REINO. Publicado por un Subsidio de la Fundación Antorchas.
1999- “El Héroe del Líquido”. Editado por Ediciones del Dock.
2004 – No eras un Viajero Inglés – Editado por Libros Celebrios
2004 – Ojos Rojos – Editado por Libros Celebrios
2006 – Antología de Poesía Patagónica – Málaga – España.
2011 – Oralidad Esquizoide – Ediciones del Genpin – Neuquén
2012 – Reedición de “No eras un Viajero Inglés” – Ediciones del Genpin
2014 – Reedición de “Ojos Rojos” – Ediciones del Genpin
2015 – Antología “La Frontera Móvil”. Antología de poesía patagónica contemporánea. Madrid. España. Compiladora Concha García.
2015- Cuatro Poetas en La Habana – Neuquén-La Habana (Cuba). Antología.
2016- El Viaje Metafísico del Héroe – Obra reunida (Celso Arancibia Compilador, Ediciones del Piche- Trelew (Chubut).
2017 – Relatos Orales del Interior del Neuquén – Compilador – Ediciones del Piche.

 

El carpintero líquido

Cuando entendió la geometría del paisaje
ya se habían borrado los paralelos y las sombras.
Mudo, no tuvo palabras para definir la soledad.
Perdido, en un mapa de viaje,
Ni un punto de vista, siquiera, ni un mojón.
Precariamente, hizo una casa de madera,
de la que yo salí una noche,
cuando entró el alcohol.
Extraviado, y ya sin tonos,
exaltó colores que dijo tener en la manga,
y los griegos entraron a la miseria del hogar,
en un caballo delgado,
sin equilibrio,
inverosímil.

 

El barrio líquido del héroe 

Sepultado entre cientos de viviendas,
yace lo que fue de niño.
Oculto por signos de cemento que lo niegan,
es devuelto por la luz.
Se repite en las ventanas rotas,
donde en cada trozo crece, todavía el padre,
volviendo borracho y a las diez.
Bajo las viviendas, tiembla la cabeza del joven,
entre varias capas de alcohol,
mientras la noche es un revolver de vidrio
y la madre gime
en los rincones del diablo.

La Fisica en el Barrio San Lorenzo

1-
A vuelo de pájaro
se ve el pequeño mundo
donde el suéter marrón
y la máquina escribiendo
lucha por trascender a la pared lechosa
que es cielo y almanaque.

2-
Según la mirada que se tenga
sobre los dados arrojados por Einstein
las cuatro paredes pueden matar a Dios
de una pedrada.

3-
La escritura a vuelo del pájaro:
cinco paredes en suéter marrón
la máquina escribiendo situaciones del primer balbuceo
de una mujer en la caverna
entendiendo el mundo.

4-
Si la poesía salva es por olfato.
La poesía es limitada
pero tiene la suerte de la música
y puede ser más fuerte en la barbarie del sábado jabón.

5-
Hombres, mujeres, travestis, putos
poniéndole el pecho a la noche
en que las balas caen en el estereotipo común
sin el fundamento del plomo
los shoppings llevan al arreo
las penas y las vaquitas todo en una bolsa.